Junio 06, 2018

Desde el escritorio del CEO

Gabriel Tolchinsky
Presidente Ejecutivo


Desde su fundación en 1979, Bladex tuvo como misión principal impulsar el comercio exterior de América Latina. Capitalizado por los países de la Región y establecido en la República de Panamá, Bladex actuó a través de las instituciones financieras de cada uno de sus países accionistas, como conducto para financiar su comercio exterior. Este modelo de negocio simple pero crucial, funcionó para proveer un vehículo de financiación a generadores de moneda dura – particularmente importante durante períodos de crisis, momentos en los cuales nuestros países se apoyan más en el sector exportador para su recuperación.

Si bien hoy Bladex es una institución financiera con capital privado, moderna, ágil y eficiente y con un talentoso cuerpo de profesionales, la claridad de esta visión es una parte integral de nuestro Banco. Fundamentado en valores tradicionales y consciente de que su creación representó un esfuerzo histórico de cooperación entre 23 países latinoamericanos, Bladex está preparado para seguir con la tradición de innovar en un entorno cada vez más sofisticado, teniendo el objetivo claro de mantener resultados financieros crecientes y sostenible en el tiempo.

El 24 de septiembre de 1992 Bladex se convirtió en el primer banco de América Latina en hacer una oferta pública inicial de acciones en la Bolsa de Nueva York (NYSE). Fue una emisión exitosa con una sobre subscripción de tres a cuatro millones de acciones como resultado del interés que despertó entre los inversionistas de la época. Este importante hito fue consecuencia de la necesidad de fortalecer y diversificar la base de capital del Banco para seguir con la expansión de sus negocios, haciendo de Bladex una institución de mayor relevancia para sus clientes en América Latina.

Por otro lado, la incorporación de Bladex al NYSE permitió fortalecer los estándares de Gobierno Corporativo y desarrollar, además, una organización más eficiente y competitiva, con un enfoque muy claro y dirigido a presentar resultados sostenibles, no sólo en términos de retorno sobre el capital sino también de apoyo a la internacionalización en América Latina y la consecuente expansión del comercio exterior.

Otro hito relevante durante el año 1992 fue la mejora de la calificación de riesgo de Bladex, sumándose al selecto grupo de instituciones con grado de inversión y convirtiéndose así en el primer banco latinoamericano en recibir este reconocimiento, lo que permitió aumentar y diversificar la base de fondeo a precios mucho más competitivos.

En el transcurso de estos 39 años de operaciones Bladex ha consolidado su estrategia de apoyar al comercio exterior y la integración regional latinoamericana, ofreciendo soluciones financieras de excelencia a una diversificada base de clientes en más de 20 países en la Región, manteniendo estándares de Gobierno Corporativo de clase mundial y retornos totales muy atractivos para sus accionistas.

Mirando hacia los próximos 25 años, el objetivo de Bladex es transformarse en el banco de referencia para negocios asociados con la internacionalización de América Latina y el crecimiento de su comercio exterior. Este rol es consistente con el ilustre historial del Banco, su relevancia en Latinoamérica, y un contexto político-económico de mayor integración a nivel del regional y mundial.